martes, 1 de mayo de 2012

TESTIMONIO DE IMPACTO A LAS VICTIMAS


COALICION VICTIMAS DE STANFORD AMERICA LATINA (COViSAL)
  Traducción al español por COViSAL
30 de abril, 2012                                                         

TESTIMONIO DE IMPACTO A LAS VICTIMAS

Honorable David Hittner
Chambers, United States District Court
515 Rusk Street, Room 8509
Houston TX 77002-2600.

Ref. Criminal Case No. H-09-342

Honorable Juez Hittner,

Nosotros ciudadanos no estadounidenses, víctimas del fraude perpetrado por R. Allen Stanford, agrupados para defender nuestros derechos en la Coalición Víctimas de Stanford América Latina (“COViSAL”), respetuosamente nos dirigimos a usted para presentarle nuestro Testimonio de Impacto a las Víctimas.

COVISAL es una organización administrada por víctimas, en la cual participan únicamente los titulares de los CDs. Nuestra labor es de índole investigativa, informativa y de difusión.  Se organizó con la intención de agrupar a las 23.597 víctimas “no estadounidenses”, distribuidas en 112 países alrededor del mundo; las cuales representan el 84,34% del total de las víctimas de Stanford. Nuestro objetivo es luchar por la recuperación del dinero que vilmente nos fue robado por R. Allen Stanford bajo la mirada indiferente de las autoridades reguladoras que pudieron haberlo detenido hace muchos años.

De las 27.977 víctimas de Stanford, 16.797  (62%) son de países de América Latina que carecen de un sistema médico y de seguro social que garantice tratamientos médicos apropiados y una jubilación digna. Estas víctimas compraron los CDs para preservar sus patrimonios de las devaluaciones, alta inflación y decisiones arbitrarias de sus gobiernos, y asegurarse un ingreso mensual para cubrir sus gastos médicos y de manutención.

COViSAL la dirige el Sr. Jaime R. Escalona,1 ciudadano estadounidense, fundador y líder. Actualmente, tenemos cientos de miembros debidamente registrados en COViSAL de las siguientes regiones: América Latina: Venezuela, México, Perú, Colombia, Chile, Bolivia, Ecuador, Argentina, Brasil, Guyana; América Central: Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, Guatemala; El Caribe: Aruba, Curazao, Surinam, St. Marteen, Belice; los Estados Unidos y Canadá; Europa: Inglaterra, Francia, España, Portugal, y Sur África. Nuestras pérdidas están en el rango de cientos de millones de dólares americanos. COViSAL regularmente envía correos informativos a más de 1.500 víctimas de Stanford y nuestro grupo continua creciendo diariamente.

La mayoría de las víctimas son gente modesta, familias con niños enfermos o sufriendo de Autismo y con otras necesidades especiales que ahora no pueden pagar por sus tratamientos médicos. Muchos son personas mayores, enfermas o cercanas a su jubilación – todos desesperados por la situación económica devastadora debido a la pérdida de sus ahorros.

Han pasado más de tres (3) años desde que nuestros ahorros fueron congelados y robados por Stanford y sus cómplices. Es demasiado tiempo para las miles de víctimas que están inmersas en una agonía interminable y desesperación por las pérdidas de sus ahorros de toda una vida. Muchas personas se han enfermado como consecuencia, otras ya han muerto y muchas han desarrollado cáncer y otras enfermedades físicas y emocionales.

Durante estos años trágicos, vemos tristemente como la posibilidad de un alivio económico que pudiera mitigar nuestras pérdidas, se desvanece en millones de dólares en honorarios legales, gastos y disputas inútiles entre los Liquidadores Conjuntos y el Síndico de los Estados Unidos. Mientras tanto, miles de familias sufren porque no pueden pagar por sus gastos médicos. Adicionalmente, las víctimas no estadounidenses han sido ignoradas y hasta la fecha no han recibido ni un centavo, ni compensación alguna o simpatía de las autoridades a cargo del Caso Stanford o de cualquier otro procedimiento relacionado. El Síndico de los Estados Unidos, los Liquidadores Conjuntos y sus profesionales son los únicos que se han beneficiado hasta el momento recibiendo más de $133 millones de dólares en honorarios legales y gastos provenientes de nuestros ahorros robados.

Las acciones crueles de Allen Stanford, para engañar y robar los ahorros a miles de personas modestas alrededor del mundo, fueron fríamente calculadas y premeditadas, sin importarle sus horribles consecuencias. Los ricos y poderosos sacaron su dinero a tiempo y las víctimas inocentes fueron abandonadas para que murieran en la oscuridad y desolación. Allen Stanford merece la sentencia máxima permitida por la ley y él debe llevarse a la cárcel las imágenes de las personas en sufrimiento y de las que han muerto. Estas almas inocentes lo acompañarán en prisión y le servirán de recordatorio cada noche por los daños causados a tanta gente.

Nosotros le rogamos a Dios que sin más daños, los derechos de las  víctimas prevalezcan sobre las manipulaciones judiciales y la conciencia de los Jueces y Legisladores sea el instrumento para impartir justicia.

Nosotros esperamos que las lágrimas de las inocentes familias ablanden los corazones duros para que los ahorristas devastados puedan recuperar sus ahorros sin más atrasos y los cómplices de Stanford que corren libres, disfrutando de la vida, sean llevados a la justicia.


/s/Jaime R. Escalona
Jaime R. Escalona
En nombre de Covisal
Líder
Coalición Víctimas de Stanford América Latina (COVISAL)
http://covisal.blogspot.com/        http://es.scribd.com/jaenrodes
Twitter: @COVISAL
Texas:    (512) 377 6133
Caracas, Venezuela (58 412) 617-2438

1  Anexo los documentos que me identifican: Declaración Jurada - Marcada “A", Carta de Autorización – Marcada “B"  y  Poder  Legal  –  Marcada “C".  [10 páginas]


English version: