lunes, 13 de agosto de 2012

Carta abierta a los Liquidadores Conjuntos del SIBL - 13 de agosto, 2012


COALICION VICTIMAS DE STANFORD AMERICA LATINA (COViSAL)

Carta abierta a los Liquidadores Conjuntos
13 de agosto, 2012


Marcus Wide y Hugh Dickson
Joint Liquidators
Stanford International Bank Ltd.

Estimados señores:

Los miembros de COViSAL están muy desilusionados porque ustedes decidieron ignorar nuestra petición de no apelar la decisión del Juez Godbey.

Encontramos inexcusable el hecho que la orden de su nombramiento como nuevos Liquidadores Conjuntos por el Tribunal de Antigua de fecha 12 de mayo, 2011, no mencionó el Acuerdo de Cooperación que debió haberse firmado por los antiguos Liquidadores Conjuntos y el Administrador Judicial de los Estados Unidos en el segundo trimestre de 2010. El propósito del acuerdo era para que la recuperación de los activos fuera más expedita y menos costosa.

Parece que esta interminable saga está siendo prolongada por diseño, para generar honorarios y gastos y derrochar el remanente de nuestros ahorros robados en peleas legales innecesarias. Ustedes ya han gastado millones de dólares de nuestro patrimonio con sus continuos litigios contra el Administrador Judicial y el Departamento de Justicia. Ahora ustedes están confirmando ante los ojos del mundo, lo que el Juez Godbey describió en su Orden judicial del 31 de julio de 2012, acerca de su historia de interferencias repetidas con el Administrador Judicial de los Estados Unidos. El Juez dijo, “…al inicio de la acción judicial, sin ninguna notificación al Administrador Judicial o al Tribunal canadiense, los antiguos Liquidadores Conjuntos entraron en una de las Entidades de Stanford en Canadá y borraron totalmente la información de los sistemas de computación… los Liquidadores Conjuntos actuales han intentado en numerosas ocasiones destituir al Administrador Judicial de su papel como representante extranjero reconocido en Canadá…”


El Juez continua: “Adicionalmente, los Liquidadores Conjuntos han objetado continuamente a los procedimientos criminales de confiscación por el Departamento de Justicia en Canadá, Inglaterra y Suiza y han tomado pasos para bloquear la repatriación de los activos del patrimonio en Inglaterra y Canadá… los Liquidadores Conjuntos han comprobado ante este Tribunal ser extremadamente picapleitos y calculadores, registrando múltiples notificaciones de objeción a las solicitudes del Administrador Judicial en esta y otra demandas [litigios multi-distritales] de Stanford y registrando mociones para perseguir demandas que el Administrador Judicial ya está entablando. Los Liquidadores Conjuntos han admitido que ellos buscan fondos, primero y principalmente, para financiar sus operaciones actuales, las cuales incluyen retar la autoridad del Administrador Judicial alrededor del mundo, no para la distribución a los inversionistas-víctimas y acreedores”. El Juez Godbey también dijo, que esta continua interferencia con Janvey ha “sido la norma” y es “particularmente preocupante”.

Es inaceptable que los Tribunales en Antigua y en los Estados Unidos han permitido que ustedes y el Administrador Judicial, quienes fueron nombrados para prevenir el despilfarro del patrimonio de los inversionistas-víctimas, continúen peleando por los activos –duplicando costos, esfuerzos y entorpeciendo las posibilidades de una distribución prorrateada del patrimonio de las víctimas.

Tres años y medio han pasado desde que nuestros ahorros fueron robados y no vemos el fin al atropello. Exigimos que ahora enfoquen sus esfuerzos en coordinar, cooperativamente y honestamente, la recuperación de nuestros activos robados, con el Administrador Judicial, el Departamento de Justicia, la SEC y el Comité Oficial de Inversionistas. Esta cooperación obligaría a las partes a compartir registros y documentos indispensables para lograr exitosamente demandas contra terceros responsables; los comprometería a implementar un solo “Proceso de Certificación de Reclamos” y los obligaría a elaborar reportes conjuntos para darle al proceso judicial la transparencia que carece.

Es innegable que el Caso Stanford ha demostrado falta de ética y moralidad. Estamos preocupados que ustedes y el Administrador Judicial continúen siendo parte del problema y no parte de la solución. ¿Por qué prolongar la agonía de las víctimas?

Ustedes tienen un deber fiduciario para con los inversionistas/víctimas y acreedores. Sus decisiones y acciones deben hacerlas en función de los mejores intereses de todos nosotros, las víctimas de Stanford. Debe haber responsabilidad por litigios sin sentido y gastos innecesarios. Nosotros exigiremos indemnización por daños y perjuicios por actos y omisiones contra nuestros intereses y derechos.

Una vez más, COViSAL exige que cumplan con la Orden judicial del Juez David Godbey. La arrogancia debe ser abandonada a fin de establecer un Acuerdo de Cooperación con el Administrador Judicial de los Estados Unidos sin más atrasos –para el beneficio de todas las víctimas de Stanford.

Los derechos de las víctimas deben imponerse sobre las manipulaciones jurídicas y la conciencia debe ser el instrumento para impartir justicia. Dios bendiga a las miles de familias inocentes –víctimas de un fraude que aún no termina.


Jaime R. Escalona
En nombre de COViSAL