miércoles, 8 de agosto de 2012

El Tribunal Dice Administrador Judicial Debe Desenredar Activos del Ponzi



  
                                                                      * Traducción al español por COViSAL * 
Jueves, Agosto 02, 2012      
                                                                         
El Tribunal Dice Administrador Judicial Debe Desenredar Activos del Ponzi

Por DAVID LEE


DALLAS (CN) – Un Juez Federal decidió en contra de los Liquidadores nombrados por la Corte de Antigua respecto a los activos del sentenciado estafador Ponzi R. Allen Stanford, determinando que el Administrador Judicial nombrado por el Tribunal estadounidense está a cargo.

El martes, el Juez del Tribunal Federal Distrital, Juez David Godbey solamente les otorgó un alivio condicional y limitado a Nigel Hamilton-Smith y Peter Wastell, quienes fueron nombrados como administradores-gerentes del Stanford International Bank por el Tribunal Supremo del Caribe Oriental en el Tribunal Supremo de Justicia de Antigua y Barbuda en febrero de 2009.

Dos meses después, estos señores registraron una solicitud de reconocimiento en el Tribunal Federal de Dallas bajo el Capítulo 15 del Código de Bancarrota de los Estados Unidos. El dúo ha estado compitiendo con Janvey, un abogado basado en Dallas, sobre la recolección y pago de los activos del esquema Ponzi desde entonces.

Godbey solamente les otorgó a los Liquidadores Conjuntos un reconocimiento “extranjero no principal” porque él concluyó que el “centro del interés matriz” era los Estados Unidos no Antigua.

“Los empleados de Stanford administraban y dirigían la organización de [los certificados de depósito] desde los Estados Unidos sin alguna participación significativa de Antigua, Godbey escribió. “Aunque SIB, el banco emisor, fue organizado y registrado en Antigua, Stanford y [James] Davis lo controlaban – con la asistencia de [Laura] Pendergest-Holt – desde varios lugares dentro de los Estados Unidos… los empleados en Antigua fueron excluidos de las decisiones respecto al auto-denominado negocio primario del SIB: inversiones de los recaudos en CDs”.

Específicamente, Godbey limita a Hamilton-Smith y a Wastell a “entrevistar a testigos [y] a la toma de evidencia o la entrega de información respecto a los activos, asuntos, derechos, obligaciones y responsabilidades del SIB”.

El Juez estaba particularmente preocupado acerca de la historia del dúo por sus repetidas interferencias con Janvey.

“Por ejemplo, al comienzo de las acciones legales, sin notificarles al Administrador Judicial o al Tribunal de Canadá, los Antiguos Liquidadores Conjuntos, entraron en una de las Entidades de Stanford en Canadá y borraron totalmente la información de sus sistemas de computación”, Godbey escribió. “Segundo, los actuales Liquidadores Conjuntos han intentado en numerosas ocasiones derribar al Administrador Judicial de su papel como el representante extranjero reconocido en Canadá”. Godbey continua: “Adicionalmente, los Liquidadores Conjuntos han objetado activamente el procedimiento de confiscación criminal por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, en Canadá, Inglaterra y Suiza y han tomado acciones afirmativas para bloquear la repatriación de activos del Patrimonio, generalmente en Inglaterra y Canadá. Cuarto, los Liquidadores Conjuntos han demostrado ser extremadamente picapleitos y calculadores en este Tribunal, registrando múltiples notificaciones de objeciones a las solicitudes del Administrador Judicial en esta y otras demandas [litigios multi-distritales], y registrando mociones para perseguir reclamos que el Administrador Judicial ya está persiguiendo. Los Liquidadores Conjuntos han admitido que ellos buscan fondos primero y principalmente para financiar su operaciones actuales, las cuales incluyen, retar la autoridad del Administrador Judicial alrededor del mundo, no para distribuírselos a los inversionistas-víctimas y acreedores”.

     Godbey dijo que esta repetida interferencia con Janvey “ha sido la norma” y es particularmente preocupante”.