lunes, 6 de agosto de 2012

Liquidadores Deben Cumplir con la Orden - Carta Abierta de COViSAL


COALICION VICTIMAS DE STANFORD AMERICA LATINA (COViSAL)

Traducción al español del mensaje original en inglés.

Liquidadores Conjuntos, Deben Cumplir con la Orden del Tribunal de los Estados Unidos

Una carta abierta de COViSAL para los Liquidadores Conjuntos del Stanford International Bank Limited, Marcus Wide y Hugh Dickson

6 de agosto, 2012
                                                                                                           
Estimados Sr. Wide y Sr. Dickson:

Nosotros ciudadanos no estadounidenses víctimas del fraude perpetrado por R. Allen Stanford, agrupados para defender nuestros derechos en la Coalición Víctimas de Stanford América Latina (“COViSAL”), les exhortamos que cumplan con la Orden del Juez Godbey emitida el 31 de julio, 2012.    

COViSAL la conforman más de 600 familias debidamente registradas y más de 1.000 familias no registradas y seguidores a quienes les robaron cientos de millones de dólares con CDs fraudulentos del Stanford International Bank Limited (“SIBL”). Ellos son ciudadanos de países de América Latina, Centroamérica, el Caribe, Canadá y Europa. La mayoría de las víctimas afectadas son gente modesta, familias con niños, algunos enfermos o con necesidades especiales – muchos son personas mayores, enfermas o cercanas a la jubilación - quienes ahora no pueden pagar por tratamientos médicos críticos porque perdieron sus ahorros de toda la vida.

COViSAL ha sido reconocida por las autoridades responsables de encontrar resoluciones del Caso Stanford. Recientemente, recibimos una invitación del Juez Distrital del Tribunal de los Estados Unidos, Juez David Hittner del Distrito Sur de Texas, para presentar nuestro testimonio en la audiencia de sentencia de Stanford. COViSAL también recibió una invitación del Departamento de Justicia (“DOJ”) para asistir a una cumbre en Washington.

¿Dónde están ubicadas las víctimas de América Latina e internacionales?

Del total de las 21.739 víctimas de Stanford, 84% son no estadounidenses y 70% son víctimas de América Latina. Los grupos más grandes de víctimas son de las Américas y estos son:

Venezuela: 9,278 total depositantes (43%); $2 billones de dólares en reclamos  (28%).

Estados Unidos: 3,409 depositantes (16%); $1.6 billones dólares en reclamos (22%).

México: 3,604 depositantes (17%); $1.3 billones de dólares en reclamos (17%).

Colombia: 887 depositantes (4%); $294 millones de dólares (4%).

Perú: 482 depositantes (2.2%); $167 millones en reclamos (2.3%)

Ecuador: 408 depositantes (1.9%); $79 millones en reclamos (1%)

Fuente: Marcus Wide Testimony, June 16, 2012, http://scribd.com/doc/102020962;


¿Por qué las víctimas de América Latina compraron
los certificados de depósito (“CDs”) del SIBL?

Los latinoamericanos depositaron sus ahorros en el SIBL para preservarlos de las desatinadas políticas económicas de sus países de origen, para ahorrar en caso de emergencias médicas, para asegurar la educación de sus hijos y para garantizar una vejez digna durante su jubilación.

El Sr. Marcus Wide dijo en la Presentación Online (Webinar) del 11 de octubre de 2011: “…una de las razones por la cual la gente invirtió en el Stanford International Bank fue que no era en los Estados Unidos,  que era fuera de los Estados Unidos. Y encontrarse de repente que estás tratando tu cuenta con el Gobierno de los Estados Unidos, puede ser muy desagradable y no la intención que tenía la gente que colocó su dinero allí”.

Sin embargo, la realidad de las víctimas de América Latina fue lo contrario. La mayoría de los latinoamericanos depositaron sus ahorros en el SIBL porque era una entre un centenar de compañías que integraban el Stanford Financial Group (“SFG”), holding Americano que operaba en y desde los Estados Unidos, bajo las regulaciones estadounidenses.

Link para escuchar en inglés el párrafo mencionado arriba:

La Saga que nunca termina


Tres (3) años, cinco meses y 21 días han pasado desde que nuestros ahorros fueron robados y hasta ahora, solo hemos visto como el remanente de nuestros ahorros se desvanecen en millones de dólares en honorarios legales, gastos y una inútil guerra entre ustedes y el Administrador de los Estados Unidos. Adicionalmente, ustedes continúan gastando nuestro dinero en peleas legales contra DOJ por el control de los $330 millones de dólares congelados en Europa y Canadá.

Los miembros de COViSAL al igual que otras víctimas de Stanford no queremos que ustedes se queden con $66 millones de dólares para desarrollos inmobiliarios inciertos en Antigua, para financiar demandas contra terceras partes o para cobrar honorarios profesionales. Nosotros queremos que los $330 millones sean distribuidos, completa y directamente, a las víctimas titulares de CDs del SIBL, bajo los lineamientos y supervisión del DOJ.

Ahora, ya que ustedes están “actuando bajo el patrocinio de Grant Thornton, la 5ta empresa de auditoría más grande del mundo”, y presumen acerca de los 60 años de experiencia como profesionales de insolvencias, entonces, ¿Por qué Grant Thornton no provee el financiamiento para la recuperación de nuestros activos robados? ¿Por qué las víctimas inocentes tenemos que asumir todo el riesgo?

Si ustedes tienen la confianza acerca de recuperar el 40-50% de nuestro patrimonio, como mencionaron en su reciente comunicado a los acreedores, ¿Por qué no trabajan bajo un sistema basado en contingencia?

¿Por qué continuar desestimando el hecho que este crimen está causando que víctimas mueran debido al atraso de la restitución de su dinero robado de su seguridad?  ¿Por qué seguir malversando lo que queda de nuestros ahorros?

¿Qué paso con la implementación de la “Filosofía Enfocada en las Víctimas-Acreedores” que predicaron en el Webinar del 11 de octubre, 2011? Esa filosofía decía:

·       “El Sr. Wide y el Sr. Dickson entienden que los acreedores del SIB están conformados de miles de inocentes víctimas, de los cuales muchos han perdido todos los ahorros de su vida o sus reservas para el futuro y ellos están comprometidos a trabajar para la maximizar la recuperación par a las víctimas tan pronto como sea posible.

·       El Sr. Wide y el Sr. Dickson están comprometidos a un proceso de liquidación transparente y enfocada en las víctimas.

·       El Sr. Wide y el Sr. Dickson están comprometidos a buscar la cooperación y colaboración y evitar la competencia y confrontación en la mayor medida de lo posible, siempre y cuando el enfoque sea consistente con sus deberes y el mejor interés de las víctimas-acreedoras.

·       El Sr. Wide y el Sr. Dickson están comprometidos a operar una liquidación eficaz en función a los costos para maximizar la distribución a las víctimas-acreedoras”.

Fuente: Joint Liquidators Webinar Presentation October 11, 2011; http://www.scribd.com/doc/102090020

Hasta el momento, nosotros sentimos que nuestros intereses no están siendo representados adecuadamente porque percibimos que el instinto de las firmas auditoras y de recuperación de activos, está enfocado principalmente en el crecimiento de su negocio a través de la generación de honorarios y gastos, mientras las víctimas permanecen en el fondo del barril.

Además, nosotros nos preguntamos, ¿Por qué ustedes no han entablado alguna acción legal contra el Gobierno de Antigua, el cual le debe al patrimonio de Stanford más de $100 millones de dólares?

Nosotros pedimos claridad y transparencia; y el fin de servir a sus propios intereses que irracionalmente persiguen el control sobre los activos, malgastando el remanente del patrimonio de las víctimas de Stanford en una interminable e innecesaria guerra legal.

La Orden del Juez David Godbey del Tribunal
de Distrito de los Estados Unidos,

El Juez Godbey dictaminó que el Centro Matriz de Interés (“COMI”) para todas las entidades de Stanford fue los Estados Unidos (“EE.UU”) y consecuentemente, EE.UU. es el epicentro del esquema fraudulento internacional de Stanford de $7 mil millones de dólares.

Claramente, SIBL fue un frente usado para el camuflaje del esquema de los reguladores de los EE.UU. y de otros; un fraude que fue orquestado, controlado y administrado desde los Estados Unidos.

El Tribunal criticó que sus acciones y tácticas por sus “repetidas interferencias” en contra del Administrador Judicial de EE.UU. y las consideró que eran la norma y no la excepción.  A nosotros, hasta un punto, nos sorprendió que el Tribunal declarara que ustedes habían “admitido buscar fondos primero para financiar sus actuales operaciones, las cuales incluían retar la autoridad del Administrador Judicial de EE.UU. alrededor del mundo, no para distribuirlos a las inversionistas-victimas y acreedores”.

Llegó la hora de ser menos “picapleitos y calculadores” y más cooperadores y confiables. Deben considerar seriamente la implementación de su “Filosofía enfocada en las victimas-acreedoras” y lo que adicionalmente han expresado en sus comunicaciones a los Acreedores, “…nosotros reconocemos que los Acreedores del Banco son ultimadamente las partes interesadas con un interés económico en el resultado de las Liquidación”.

En consecuencia, sentimos que ustedes deben enfocar sus esfuerzos en coordinar la recuperación de nuestros activos robados con el Administrador Judicial de EE.UU., el DOJ, la SEC y el Comité Oficial de Inversionistas, con un espíritu de cooperación y honestidad, de la manera más eficiente y económica, sin duplicar esfuerzos y malgastar nuestro patrimonio. Sus decisiones y acciones deben ser llevadas a cabo considerando los mejores intereses de todos nosotros, las victimas de Stanford.

Por último, COViSAL exige que ustedes cumplan con la Orden del Juez Godbey y desistan en apelar la Orden.

Sr. Wide y Sr. Dickson, no nos decepcionen.


Atentamente,

/s/ Jaime R. Escalona

Jaime R. Escalona
En nombre de COViSAL
Leader
Coalición Víctimas de Stanford América Latina (COViSAL)
Twitter: @COViSAL