martes, 23 de octubre de 2012

Víctimas de Stanford esperan una resolución imparcial y justa


COALICION VICTIMAS DE STANFORD AMERICA LATINA (COViSAL)

** Versión en español **
22 de octubre, 2012

Para: Liquidadores Conjuntos, Marcus Wide y Hugh Dickson, y Síndico de los Estados Unidos, Ralph Janvey
De:   Jaime R. Escalona, Director of COViSAL

Re:   Víctimas de Stanford esperan una resolución imparcial y justa

Estimados Srs.:

Tres a­ños, ocho meses y seis días han pasado desde que nuestros ahorros fueron robados y solamente vemos como el remanente de nuestros ahorros continua desvaneciéndose en millones de dólares en honorarios legales y gastos. Hasta ahora, el Síndico de los Estados Unidos y los Liquidadores Conjuntos han gastado más de $150 millones de dólares de nuestro patrimonio robado –las víctimas han recibido cero restitución.

La Cumbre en Washington, D.C., mediada por el Departamento de Justicia, se llevó a cabo el 6 de septiembre, 2012 con la meta de lograr una resolución global para poner fin a las actuales disputas entre las partes alineadas en el Caso Stanford. El objetivo principal: ayudar a las víctimas del fraude de Stanford. Cuarenta y cinco días después, todavía no hay una resolución.

Nosotros esperamos que los Liquidadores Conjuntos y el Síndico de los Estados Unidos estén considerando los intereses de las víctimas primero y que estén comprometidos a trabajar en maximizar nuestra recuperación en el menor tiempo posible. ¿Qué está ocurriendo en las negociaciones? ¿Por qué es tan difícil llegar a un acuerdo?  ¿Es por el dinero?

Los Liquidadores Conjuntos continúan gastando nuestro dinero en peleas legales por el control de los $330 millones de dólares confiscados en Europa y Canadá. Nosotros queremos que ese dinero sea distribuido completa y directamente a los titulares de CDs del SIBL bajo los lineamientos y supervisión del Departamento de Justicia. No queremos que nuestro dinero lo usen para financiar proyectos inmobiliarios inciertos en Antigua, para financiar demandas contra terceras partes o para pagar por honorarios profesionales. Las víctimas necesitan urgentemente una distribución este año para pagar por tratamientos médicos críticos y gastos de manutención.

¿Por qué Grant Thornton no provee el financiamiento para recuperar nuestros activos robados? ¿Por qué el Síndico de los Estados Unidos no busca financiamiento de otras fuentes para la recuperación? ¿Por qué ustedes no trabajan bajo un sistema de honorarios por contingencia?

¿Por qué las víctimas inocentes tenemos que asumir todo el riesgo? ¿Por qué continúan ignorando el hecho que este crimen está causando la muerte de víctimas por el continuo atraso de cualquier restitución de nuestro dinero robado? ¿Por qué continúan malgastando lo que queda de nuestros ahorros?

Nosotros sentimos que nuestros intereses no están siendo representados adecuadamente porque percibimos que el instinto de las partes responsables, está enfocado en recuperar nuestros activos, primero para pagar sus honorarios profesionales y gastos, mientras las víctimas están en el fondo del barril – arruinados y olvidados.

Sus esfuerzos deben enfocarse en coordinar la recuperación de nuestros activos robados con el Departamento de Justicia, la SEC y el Comité Oficial de Inversionistas con cooperación y honestidad –de la manera más económica y eficiente, sin duplicar esfuerzos y sin malgastar nuestro patrimonio. Tengan en mente los siguientes puntos claves:

  1. Acciones y un acuerdo enfocados en el beneficio de las víctimas.
  2.  Distribución de todos los activos recuperados, incluyendo los $330 millones.
  3. Coordinación de un proceso de “certificación” de reclamos.
  4. Una estrategia conjunta de litigios.
  5. Comunicación con las víctimas del estatus de las demandas colectivas, esfuerzos de recuperación y proceso de reclamos.


Les pedimos claridad, transparencia, integridad y equidad; y el fin a los intereses económicos autos convenientes que irracionalmente persiguen el control de nuestros activos, malgastando lo que se recupera de nuestro patrimonio. El control del dinero no puede ser la fuerza principal para hacer justicia a miles de familias inocentes abandonadas en la pobreza y desesperación. Por favor, hagan lo correcto con compasión y rectitud.

Sr. Wide, Sr. Dickson y Sr. Janvey, no nos decepcionen.

Atentamente, 



Jaime R. Escalona


Directorde COViSAL