jueves, 8 de noviembre de 2012

Víctimas de Stanford continúan muriendo


COALICION VICTIMAS DE STANFORD AMERICA LATINA (COViSAL)

* Versión en español *

8 de noviembre, 2012             

Carta Abierta a los Liquidadores Conjuntos,  al Síndico de U.S.A. y a otras autoridades responsables del Caso Stanford:  Víctimas de Stanford continúan muriendo como resultado de sus acciones e inacciones.

Sr. Wide, Sr. Dickson y Sr. Janvey:

Nosotros respetuosamente nos dirigimos a ustedes para expresar nuestra indignación por el manejo inescrupuloso del Caso Stanford que ha ocultado culpabilidad y ha evadido responsabilidades, sin considerar el sufrimiento de las víctimas que perdieron los ahorros de toda la vida. Son casi cuatro años desde que nuestros ahorros fueron robados por Allen Stanford y sus cómplices. Hasta ahora, no hemos recibido ni un centavo de nuestro patrimonio robado. Nos han mantenido en la oscuridad todos estos años acerca del progreso de recuperación y de su distribución.

Desde que la Securities and Exchange Commission (“SEC”) registró su demanda civil contra Allen Stanford, sus empresas y partes relacionadas en febrero de 2009, COViSAL les solicitó al Síndico de los Estados Unidos, Ralph Janvey y a los Liquidadores Conjuntos, Marcus Wide y Hugh Dickson de Grant Thornton, a través de cartas y anuncios de prensa, que pongan a un lado su mezquindad e intereses económicos y que terminen con el vergonzoso juego del “gato y el ratón” que ha malgastado el patrimonio de las víctimas de Stanford en un carrusel de litigios interminables.

A comienzos del 2012, David Kotz, antiguo Inspector General de la SEC publicó un artículo titulado: “Comparando los Esfuerzos de Recuperación de Activos en los Esquemas Ponzi de Madoff y de Stanford”. El escribe: “Según dicen, Picard y Sheehan han sido extremadamente exitosos. De acuerdo a reportes publicados desde que Picard fue nombrado Síndico (Trustee), él ha registrado más de 1.000 demandas y ha recuperado cerca de $11 mil millones de dólares de aproximadamente $17 mil millones del capital perdido en el fraude de Madoff. Por otro lado,  a Janvey no le ha ido tan bien para el beneficio de las víctimas de Stanford; él ha recuperado $217 millones de dólares, de acuerdo a reportes recientes, pero ha incurrido $102 millones de dólares en honorarios y gastos para una recuperación actual de aproximadamente $115 millones… Janvey ha sido criticado por los inversionistas por sus altos honorarios, por no darles actualizaciones y por la lentitud “glacial” del proceso”.


El 6 de noviembre, 2012, el Wall Street Journal publicó un artículo titulado: “Las Recuperaciones de Madoff Incrementan. El Síndico Dijo que Ha Recuperado Más de la Mitad de los $17.3 mil millones de dólares de capital perdido… Más de la mitad de los fondos de los inversionistas han sido recuperados casi a cuatro años después del arresto de Bernard Madoff por operar el esquema Ponzi más grande de la historia”.  ¿Por qué el esfuerzo de recuperación de Madoff es más productivo que el esfuerzo de recuperación de Stanford?

Adicionalmente a los honorarios y gastos exorbitantes del Síndico de los Estados Unidos, los nuevos Liquidadores Conjuntos del SIBL, recibieron un préstamo de $20 millones de los Fondos Congelados en Inglaterra, los cuales han sido retirados completamente. Este préstamo fue aprobado por la Corte Inglesa del patrimonio congelado de las víctimas localizado en Inglaterra. Durante el periodo del 12 de mayo, 2011 al 30 de junio, 2012, ustedes recibieron $8 millones de dinero en efectivo disponible en una cuenta en Panamá y de ingresos por la venta del edificio del banco ECAB; ustedes han incurrido honorarios y gastos de $19,6 millones, dejando un saldo disponible de $8 millones al 30 de junio, 2012. Ustedes están gastando más de $1 millón al mes en honorarios y gastos –es muy probable que el saldo de $8 millones será consumido antes del fin de año, y hasta la fecha ustedes no han logrado ninguna recuperación. Es importante destacar que los Liquidadores Conjuntos tienen un pasivo contingente (honorarios profesionales) de $18 millones de dólares, reclamados por los antiguos Liquidadores Conjuntos, Nigel Hamilton-Smith y Peter Westell de FRP Advisoty, LLC (Vantis) y un préstamo por pagar de $20 millones de dólares. ¿Cuál es el promedio actual del costo-recuperación de los Liquidadores Conjuntos incluyendo todas las variables?

Considerando los datos mencionados arriba, estimamos que el coeficiente costo/recuperación entre las Recuperaciones Actuales y los Gastos del Síndico de los Estados Unidos es un increíble 83% (ej. $0.83 centavos gastados para recuperar $1,00). El coeficiente costo/recuperación entre las Actuales Recuperaciones y los Gastos de los Liquidadores Conjuntos (excluyendo el pasivo contingente de $18 millones y el préstamo por pagar de $20 millones) es un exorbitante 245% (ej. $2,45 para recuperar $1,00). ¿Por qué los Tribunales están permitiendo esta bonanza que solo beneficia a los Síndicos, a los Liquidadores Conjuntos y a sus camaradas?

Nos da la impresión que el dinero disponible de nuestros ahorros robados es simplemente la caja chica para los abogados y profesionales quienes manejan la Administración Judicial y la Liquidación. Ustedes se están enriqueciendo rápidamente, mientras las víctimas ni siquiera pueden pagar por sus gastos básicos de sobrevivencia y gastos médicos; muchos están viviendo en la pobreza, mientras ustedes cobran altos honorarios, viajan en primera clase y disfrutan de cenas lujosas, todo a nuestras expensas. ¿Por qué ustedes reciben compensación de nuestro dinero robado? ¿Es esto una consecuencia ética? ¿No deberían ser compensados por contingencia basados en resultados reales?

La saga continua para las víctimas de Stanford a medida que litigios y atrasos de un acuerdo entre los Liquidadores Conjuntos y el Síndico de los Estados Unidos continúan generando honorarios para ustedes, sus abogados y profesionales –los únicos beneficiados hasta el momento quienes han recibido más de $150 millones. COViSAL recibe regularmente llamadas telefónicas y mensajes de familias desesperadas pidiendo ayuda. Recientemente, una señora dijo: “Mi madre está muy enferma y no tenemos seguro ni dinero para pagar por una operación que ella necesita urgentemente.  Perdimos todo en Stanford. ¡Ayúdeme! por favor. Ella se está muriendo”. Otra persona dijo: “Mi padre trabajó duramente por 45 años ahorrando para su retiro y el patrimonio de su familia. El no pudo soportar la pérdida de los ahorros de toda su vida; él murió desesperado y enfermo”. Otra víctima dijo: “Mi nieto es autista y tuvimos que descontinuar sus tratamientos médicos porque no podemos pagarlos. Perdimos todos nuestros ahorros en Stanford”. Hay muchas historias desgarradoras y trágicas de familias en América Latina y otros países que están sufriendo muchísimo a consecuencia de este horrendo fraude.

Las autoridades del Caso Stanford parecen indiferentes e inconscientes de esta calamidad social. A las víctimas se les mantiene sin ninguna pista y en la ignorancia de lo que está pasando; muchas personas no pueden soportar el continuo sufrimiento y discriminación. Ellos están en serias dificultades y se sienten defraudados de nuevo. Ahora, para colmo de males, ex-asesores financieros de Stanford y empresas que están siendo promovidas en el sitio Web de los Liquidadores Conjuntos, están aprovechando el caos e incertidumbre; ellos están asechando a gente desesperada para inducirlos a que vendan su reclamos contra el SIBL por unos pocos centavos por cada dólar. Este abuso insensato debe ser detenido ¡ahora!

Nosotros le exhortamos al Comité Oficial de Inversionistas de Stanford que representa los intereses de los inversionistas de Stanford alrededor del mundo, para que se pronuncie y transmita nuestras súplicas y preocupaciones expresadas en esta Carta Abierta a los Tribunales y a las otras autoridades responsables del Caso Stanford. Exigimos que nos muestren la situación verdadera de todas las demandas presentadas en el Tribunal, el estatus  de los esfuerzos de recuperación, el proceso de registro de reclamos y de la primera distribución a las víctimas.  ¿Cuál es el potencial verdadero actual de recuperación de todos los litigios locales publicados en su último informe conjunto? ¿Cuáles son las acciones legales en ámbito internacional? ¿Cuáles demandas colectivas están avanzando? y ¿Cuáles no están avanzando? ¿Cuándo recibiremos la primera distribución? ¿Cuál es el potencial verdadero actual de recuperación de las acciones legales de los Liquidadores Conjuntos? ¿Dónde está nuestro dinero? Les pedimos al Departamento de Justicia de los Estados Unidos y a los Tribunales que se aseguren que nuestro patrimonio robado sea devuelto a las familias, titulares de CDs del SIBL. Las víctimas de Stanford están en extrema necesidad; hemos soportado cuatro años desafiantes, cuatro Días de Gracia y cuatro Navidades sin recibir un alivio económico.

Consideramos deplorable que los Tribunales de los Estados Unidos y en Antigua, han permitido que el Síndico de los Estados Unidos y los Liquidadores Conjuntos, quienes fueron nombrados para prevenir el malgasto y despilfarro del patrimonio de los acreedores, continúen peleando por el control de los activos –duplicando costos y esfuerzos, y entorpeciendo las posibilidades de una distribución del patrimonio de las víctimas.

¿Qué entidades honestas y transparentes están supervisando los asuntos de la Liquidación y de la Administración Judicial? ¿Dónde están el equilibrio y los controles? ¿Quién está protegiendo nuestros intereses? ¿Están siendo considerados nuestros derechos fundamentales?

Las autoridades responsables del Caso Stanford deben hacer coincidir sus principios con sus acciones y demostrarle al mundo su compromiso con la honestidad, igualdad y justicia.

Le rogamos a Dios que sin más obstáculos los derechos de las víctimas se impongan y que la administración de justicia se imparta con una buena consciencia.

       
Jaime R. Escalona
En nombre de COViSAL