martes, 18 de febrero de 2014

Las Víctimas de Stanford defraudas por los Liquidadores Conjuntos del SIBL


COALICION VICTIMAS DE STANFORD AMERICA LATINA (COViSAL)

                                                              Traducción al español por COViSAL.

17 de febrero, 2014


Víctimas inocentes están en pánico – muchas están sufriendo estrés emocional.

Hoy, es el quinto aniversario de la debacle de Stanford y los Liquidadores Conjuntos Marcus Wide y Hugh Dickson de Grant Thornton, decidieron darles a los ahorristas de Stanford un regalo de aniversario – una carta a los inversionistas pidiéndoles que regresen dinero que retiraron durante los seis meses previos al colapso del Stanford International Bank Limited (“SIBL”).

La carta de Marcus Wide y Hugh Dickson de Grant Thornton dice lo siguiente:

 “Le escribo adicionalmente a mi previa notificación enviada referente a su reclamo, el cual fue aprobado por el monto (x $) bajo el No. Cuenta Express arriba mencionado.

Una cantidad significativa de fondos fueron retirados durante los seis meses previos al cierre de las operaciones del SIBL del 23 de febrero 2009. Consideramos que estos pagos fueron en prejuicio a otros acreedores de la Empresa bajo las secciones 204 de la Internatonal Business Corporation Act de Antigua y Barbuda, y por lo tanto preferencial (Pagos Preferenciales). De manera de reequilibrar la posición  de los acreedores, estamos iniciando un proceso de recobro (claw back) por medio de los tribunales y en contra de acreedores quienes recibieron Pagos Preferenciales.

De acuerdo a los registros de la Empresa, usted ha recibido Pagos Preferenciales por un monto de (x $), el cual requerimos que sea pagado al Patrimonio. Por favor lea el anexo con los detalles mostrando cómo su pago preferencial fue calculado.

Una vez que remita el Pago Preferencial, su reclamo será incrementado por el monto pagado, dando resultado a un reclamo revisado por el monto de (x$), el cual será usado para calcular distribuciones a medida que estas sean pagadas de tiempo en tiempo.

Una falta de la remisión del Pago Preferencial, dará resultado a que el patrimonio retenga dividendos hasta que suficientes fondos sean retenidos para nivelar el monto total del Pago Preferencial que usted recibió; en dicho momento, será elegible a recibir futuros dividendos. La no remisión del pago también resultará en que el patrimonio proceda con un juicio en contra suya para recolectar la cantidad preferencial.

El tribunal ha aprobado esta decisión para ajustar su derecho de cualquier distribución en el futuro. Sin embargo, usted tiene el derecho de apelar a esta decisión, el tribunal ha dado instrucciones de que la primera instancia, a la cual usted debe apelar sea directamente ante los Liquidadores Conjuntos en el   stanford.enquiries@uk.gt.com o a la dirección arriba descrita (encabezado de la carta tiene la dirección) dentro de 120 días a la fecha de esta correspondencia. Todas las comunicaciones futuras referentes a este reclamo deben incluir el Número de la Cuenta Express Primaria (Primary Express Account Number). Esta servirá como su número de reclamo.

Atentamente,

Por y en nombre del Stanford International Bank Limited (en Liquidación)
Marcus Wide y Hugh Dickson
Liquidadores Conjuntos”
 

La carta enviada por los Liquidadores Conjuntos a los inversionistas que ya presentaron su objeción:

 “Estimado Sr./Sra.,

Gracias por su email.

Su objeción ha sido recibida y agregada a nuestro sistema. Usted no necesita hacer nada más en este momento.

Todas las objeciones presentadas serán recopiladas por los Liquidadores Conjuntos. Una vez que el período de los 120 días expire, las partes que objetaron serán contactas e informadas de los próximos pasos.

Por favor tenga presente que los Liquidadores Conjuntos retienen el derecho de tomar acción en contra de los inversionistas, si ellos no remiten el pago preferencial.

Si usted tiene preguntas adicionales por favor no dude en contactarnos.

Atentamente,
Por y en nombre de
Marcus Wide y Hugh Dickson”

Reacciones de las víctimas:

Muchas víctimas han contactado a COViSAL para expresar su indignación e incredulidad. Ellas están conmocionados después de recibir esta carta siniestra de repago (claw back) de los Liquidadores Conjuntos. Familias inocentes han estado esperando por una distribución significativa de sus ahorros robados; la mayoría han estado aguantando cinco años de adversidad, sin poder pagar sus gastos de vivienda y manutención, o gastos médicos. El enfoque azaroso de solicitar pagos a inversionistas que retiraron dinero de su principal invertido en el SIBL es cruel y horrendo. Los Liquidadores Conjuntos no consideraron las consecuencias al bienestar de muchas víctimas que con salud delicada y un estado emocional frágil, antes de enviar esta carta terminante y dañina.  

“Yo estoy tratando de contenerme para no usar las groserías que me gustaría decirles después de leer esta carta tan vergonzosa enviada por su empresa …Yo no pude dormir cuando leí esta carta anoche a las 2:00 a.m., pensando ¿COMO, simplemente COMO puedo explicarles a mis padres este SIN SENTIDO, cuando les traduzca la carta? Es una deshonra absoluta de ustedes, su empresa, y cualquier tribunal que haya emitido esta orden, deberían de estar avergonzados ante Dios, familia y la vida misma”, una víctima le escribió a Mr. Wide y Mr. Dickson objetando la carta.

“La carta que acabo de recibir de Grant Thornton me está afectando emocionalmente…Yo nunca recibí el monto aprobado de mi reclamo; les escribí muchas veces y sigo esperando por su respuesta”, otra víctima dijo.

“Lo que puedo entender de la carta que de acuerdo a ellos, yo recibí ‘pagos preferenciales’ que perjudican a otros inversionistas!!! Entonces, que soy yo?... qué yo tengo que regresar un monto de dinero para que ellos consideren en regresarme algo que ya era mío?...”, una víctimas comentó.

“Esta acción es una aberración, una injusticia total. Ahora, los Liquidadores Conjuntos han encontrado una manera para mantener su pago y la de sus camaradas por un largo tiempo. Ellos se están quedando con el dinero que deberían distribuir a las víctimas. Cómo no han recuperado ningún activo de los inversionistas millonarios y del gobierno de Antigua, ellos encontraron una presa fácil – las familias inocentes que no sabían nada de este fraude”.

“Los Liquidadores Conjuntos deberían perseguir a los “ganadores netos” quienes sacaron todo su dinero, tales como el gobierno de Antigua que confiscó propiedades y recibió millones de dólares en préstamos de nuestros ahorros depositados en el SIBL”. “Los Liquidadores Conjuntos no han recuperado activos y están desesperados para quedarse con el dinero que el Departamento de Justicia asignó de la repatriación de los fondos en Inglaterra”.  

Los hechos:

Las víctimas inocentes quienes tenían todos sus ahorros depositados en el SIBL en Antigua, no sabían ni tenían previo conocimiento de los problemas del banco. Es un hecho que la mayoría de los depositantes se enteraron de los problemas del SIBL cuando la Securities and Exchange Commission (“SEC”), intervino al Stanford Financial Group, el 17 de febrero de 2009.

Referente a los retiros hechos por la mayoría de los depositantes durante los seis meses previos al cierre de las operaciones del SIBL, estos no fueron “pagos preferenciales”. Estos fueron retiros legítimos de parte de su principal invertido por los dueños legítimos del dinero, los cuales depositaron  y retiraron del banco durante el curso ordinario de las actividades comerciales del SIBL. Estos retiros fueron hechos con derecho y de buena fe. Familias retiraron parte de su capital invertido para pagar por gastos de vivienda y manutención, tratamientos médicos, para ayudar a un familiar con necesidades financieras, para la inicial de un apartamento o un carro, para pagar por una vacación o comenzar un negocio.

Estas familias perdieron todos los ahorros de una vida en el fraude de Stanford; muchos vendieron sus casas y otros activos para sobrevivir. La mayoría de los inversionistas en el SIBL son gente común, familias que trabajaron por 30 o 40 años ahorrando dinero para su retiro, para un fondo educacional para sus hijos o nietos y para tener ahorros disponibles para emergencias médicas, entre otras cosas.

Durante los últimos cinco años, las víctimas de este fraude han estado viviendo en situación desesperada; muchos han muerto porque no pudieron resistir la noticia de haber perdido todos sus ahorros o porque no pudieron pagar por cirugías que pudieron haber salvado sus vidas. El fiasco de Stanford destruyó sus vidas. Recientemente los Liquidadores Conjuntos anunciaron el 1% de distribución basado en el monto neto de su principal aprobado de su reclamo, porque los intereses y retiros ya fueron deducidos. Los ahorristas vieron una pequeña luz de esperanza con este anuncio. Sin embargo, Mr. Wide y Mr. Dickson decidieron detonar una bomba en el último momento al enviar estas cartas frías y calculadas a inversionistas inocentes, pidiéndoles el pago de su propio dinero al patrimonio.

¡Muéstrenos el dinero!

Mr. Wide, Mr. Dickson y sus colegas han recibido millones de dólares de nuestros ahorros robados en honorarios y gastos y hasta el momento no han recuperado ningún activo significativo. Ahora ellos quieren excluir a víctimas honestas de una distribución con derecho, incluyendo el dinero que fue confiscado en Inglaterra y que de acuerdo al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, era para ser distribuida a las familias inocentes.

¿Por qué no persiguen a los “Ganadores Netos”, a los infiltrados con información privilegiada, quienes retiraron todo su dinero, tales como asesores financieros y directores, grandes clientes e instituciones, individuos millonarios, y al gobierno de Antigua que confiscó propiedades de Stanford y le debe al patrimonio de Stanford millones de dólares que recibieron en préstamos de nuestros ahorros?

Al parecer el dinero disponible de nuestros ahorros robados es simplemente una caja chica para los abogados y profesionales administrando la liquidación del SIBL. Ellos se están enriqueciendo rápido, mientras las víctimas no pueden pagar sus gastos de manutención y gastos médicos, muchos continúan viviendo en la pobreza.

¿Dónde está la moral y la consciencia de los responsables del caso Stanford?

Las solicitudes de COViSAL

·       Le pedimos a los Liquidadores Conjuntos, Marcus Wide y Hugh Dickson, que detengan los “claw backs “ de familias inocentes, víctimas de este horrendo fraude y quienes son “Perdedores Netos”. Ustedes firmaron un acuerdo conjuntos con el Administrador Judicial de los Estados Unidos y otras partes, que perseguirían a los “Ganadores Netos”.

·       Le pedimos a los Liquidadores Conjuntos que incluyan a todas las víctimas inocentes en la próxima distribución anunciada del 1%, y cualquier otra distribución  sin mantener prisioneros a estas familias por el periodo de 120 días con un proceso de objeción poco claro e incierto.

·       Le pedimos al Departamento de Justicia de los Estados Unidos, al Administrador Judicial del Stanford Financial Group, al Examinador, a la SEC, al Comité Oficial de Inversionistas de Stanford, quienes firmaron el acuerdo con los Liquidadores Conjuntos, que expresen su opinión  en este asunto y que les exijan a los Liquidadores Conjuntos detener estas acciones crueles que están afectando a miles de familias inocentes.

·       Le pedimos a los tribunales de Antigua and Barbuda, no permitir que los Liquidadores Conjuntos, quienes fueron nombrados para prevenir el malgasto y despilfarro del patrimonio de los acreedores, continúen mermando el remanente de nuestros ahorros robados, y que ahora, estén persiguiendo a las víctimas inocentes.

Las acciones de perseguir con “claw backs” a las víctimas inocentes no son soportadas ni por la lógica o la Ley. El Patrimonio gastaría grandes cantidades de recursos con muy pocas probabilidades de una recuperación significativa – dinero que pudiera ser usado para ayudar a las víctimas que lo  necesitan.

¿Por qué prolongar el sufrimiento de las víctimas inocentes quienes no tienen los recursos para defenderse ante los tribunales de Antigua?

¿Qué entidad honesta y transparente está supervisando el proceso de liquidación del SIBL? 

¿Quién ejerce el equilibrio de poderes?

COVISAL espera que las autoridades responsables del caso Stanford y los tribunales de Antigua, hagan coincidir sus principios con sus acciones y que le demuestren al mundo, con acciones, su compromiso con la honestidad, igualdad y justicia.

Qué Dios bendiga los corazones de miles de familias inocentes – víctimas de un fraude que ¡todavía continua!  

/s/ Jaime R. Escalona
Jaime R. Escalona
En nombre de Covisal
Director
Coalición Víctimas de Stanford América Latina (COViSAL)
Twitter: @COVISAL